Comunicación Social UNPF

  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Comunicación UNPF

Los niños en la era digital

Lo mejor que podemos hacer como padres de familia es aprovechar las ventajas de los dispositivos móviles (evitando sus inconvenientes).

La desventaja más grave recae en el sedentarismo, el cual deja secuelas más dañinas para la salud de los niños.

Hoy, es muy común ver niños con dispositivos móviles. Sea un Smartphone o una Tablet, nos sorprende ver el grado de conocimiento que tienen para manipularlos sin ninguna dificultad, incluso mejor que un adulto.


Pero las dudas se ciernen en la mayoría de los padres de familia, quienes ven en la tecnología una brecha en la que los “gadgets” representan un medio innovador para el entretenimiento y aprendizaje de sus hijos, y a la vez, un factor perjudicial que restringe sus capacidades, un distractor, un limitador de calidad de vida.


Las ventajas y desventajas son diversas, entre las ventajas podemos encontrar:

Mayor control parental en el que se permite administrar lo que nuestros hijos pueden ver, y lo que no, a través de las configuraciones predeterminadas o las especializadas que incluyen control parental.


También se pueden mejorar habilidades específicas, ya que existen ciertas aplicaciones que están diseñadas para estimular y desarrollar en los niños habilidades y capacidades, además de aportarles conocimientos y aprendizaje. Pueden ayudar con a la memoria, a mejorar la atención, la comprensión lectora, el cálculo mental, etcétera. A través de juegos, cuentos, canciones y formatos multimedia.


Por otro lado, en las desventajas podemos conseguir que los padres de familia propicien un estado de aislamiento de sus hijos, puesto que un niño cuando está pegado al dispositivo no habla y mantiene ansiosa su mirada pegada a la pantalla.


También se pueden mejorar habilidades específicas, ya que existen ciertas aplicaciones que están diseñadas para estimular y desarrollar en los niños habilidades y capacidades

Los dispositivos también consiguen pereza mental, es decir, que su capacidad creativa esté estancada y le dé flojera imaginar o pensar si quiera, porque el móvil le resuelve todo de manera sencilla. Aunado a eso se genera dependencia al dispositivo, lo que termina en la mayoría de los casos, en el desarrollo de adicción.


La desventaja más grave recae en el sedentarismo el cual deja secuelas más dañinas para la salud de los niños.


Lo mejor que podemos hacer como padres de familia es aprovechar las ventajas de los dispositivos móviles (evitando sus inconvenientes), equilibrando el uso y el tiempo que nuestros hijos les dan, empleando diversas reglas para aprovechar al 100 esta nueva era digital.


#TecnologíaResponsabl

48 vistas