X

Hazte papá UNPF ¡Afíliate!

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Hace 33 años un fuerte temblor sacudió la capital del país creando entre la población miedo y angustia. Los hechos volvieron a repetirse, 32 años después, precisamente el mismo 19 de septiembre.

Hoy es día de una doble conmemoración por las victimas caídas, la población ha demostrado, que aún no está preparada y no sabe cómo actuar ante este tipo de desastres naturales. Sin embargo, algo que detonó un cambio el año pasado es que se observó una sociedad más organizada para las labores de rescate y recolección de víveres de manera oportuna en donde jóvenes y adultos no dejaban de ayudar.

Pese a que se abrió apoyo psicológico para adultos y niños por parte de la sociedad civil, universidades y especialistas que prestaron sus servicios de manera gratuita, faltó más apoyo en el seguimiento médico de niños, quienes al estar ajenos a estos acontecimientos se vuelven más vulnerables presentando crisis nerviosas y miedo latente.

Para preparar a tus hijos ante estos desastres debes:

Explicar por qué suceden los sismos

Conversa con tus hijos explicándoles que el movimiento de la tierra es algo natural y que nunca se sabe con precisión cuándo sucederá algún acontecimiento de ese tipo. Concluyendo con la explicación, será necesario explicarle las medidas básicas para actuar en caso de sismo.

Enséñales cómo actuar

Practique simulacros en su hogar con la finalidad de conocer dónde deberá resguardarse cada miembro de la familia, así sabrá si la evacuación, es la mejor vía.

En caso de estar en alguna otra zona como el colegio, explíquele que lo principal será seguir las instrucciones de los maestros y colocarse en el círculo de seguridad, además tendrá que mantener la calma para evitar confusión sobre qué hacer en estos casos.

Pídele que te ayude a evaluar los daños

Si el sismo ocurrió mientras estaban en el hogar, pide su colaboración para que identifique los daños que se ocasionaron ante el movimiento telúrico, así sabrá que los temblores pueden dejar daños visibles y sabrá que siempre es necesaria la revisión del entorno.

Evalúa el miedo en tu hijo y atácalo

Algunas reacciones son normales en los niños en los días posteriores a un sismo.

En caso de que suceda lo contrario, acude con el especialista para que le brinde apoyo oportuno y logre trabajar los daños emocionales que tu hijo presente en los días o meses subsecuentes.

Pin It