X

Hazte papá UNPF ¡Afíliate!

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

El pasado lunes 20 de agosto regresaron a clases cerca de 25 millones de estudiantes de nivel básico de todo el país tras concluir el periodo de vacaciones de verano.

El regreso a clases representa un cambio para todos los pequeños y más aún cuando algunos llegan a presentar síntomas temporales como: ansiedad, insomnio, estrés e incluso depresión, pues pasan de un estado de descanso y convivencia familiar, hacia un trabajo que exige de ellos un mayor esfuerzo para los nuevos aprendizajes que están por adquirir en cada ciclo escolar.

Cada grado escolar representa desafíos, por lo que los padres deben enseñar a sus hijos a afrontar los retos de la mejor manera, para esto se necesita de forma oportuna establecer canales asertivos de comunicación.

Cuando los menores llegan a presentar algunos de los síntomas descritos por más de 2 semanas después de reincorporarse a sus actividades, los padres de familia deben prestar mayor atención para saber las causas que se esconden detrás de los síntomas de ir a la escuela, ya que muchas veces puede encontrarse un problema más serio como el acoso escolar.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar en registros de casos de bullying en el mundo, donde 7 de cada 10 niños sufren todos los días algún tipo de acoso escolar en los planteles educativos. 

Para erradicar estas problemáticas que azotan en mayor porcentaje a estudiantes de educación básica el papel de los padres es clave para formar hijos de manera integral. Algunas recomendaciones para lograrlo son:

  • Generar un espacio seguro de comunicación con tus hijos evitando juzgar sus ideas o sentimientos
  • Es ideal tener tiempos de esparcimiento para la distracción del menor, siempre y cuando las obligaciones correspondientes estén concluidas
  • Evitar sobrecargarlos de actividades pues muchas veces, esto provoca estrés en los menores al no poder concluir con todas las tareas
  • Dormir por lo menos ocho horas recomendadas a fin de garantizar un mejor rendimiento escolar
  • Practicar técnicas de relajación
  • Mejorar la autoestima de tus hijos será vital para evitar el acoso escolar

Los padres son los primeros educadores de los hijos, con su apoyo y compromiso dentro de los Consejos Escolares de Participación Social se pueden conseguir un mejor entorno que aleje a los niños de practicas y situaciones que pongan en riesgo su desarrollo integral.

Pin It