X

Hazte papá UNPF ¡Afíliate!

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Hace unos meses, comentamos que la participación de los jóvenes en los comicios del pasado 1 de julio era de suma importancia para definir el rumbo del país.                   

Hoy, debemos recordar que alrededor de 12.6 millones de jóvenes entre 18 y 23 años votarían por primera vez, lo que representaba el 14.2 por ciento de la Lista Nominal. De acuerdo con los resultados, muchos jóvenes no ejercieron su voto en estas elecciones, las causas se desconocen, pero a pesar de ello se consiguieron votaciones con porcentajes inesperados.

El día llegó y los resultados favorecieron a una corriente de izquierda y a una gran cantidad de simpatizantes que se identificaba con la agenda y propuestas de los postulantes a ocupar los diversos puestos de elección 2018.

De acuerdo con varios reportes, ésta fue una de las elecciones con mayor participación ciudadana en la historia de México. Fueron elecciones pacíficas, datos del Instituto Nacional Electoral (INE) reportaron que al cierre de la Jornada Electoral del pasado 1 de julio de 2018, del total de 156 mil 807 casillas aprobadas, solo se suspendió la votación de forma definitiva en 14, en 6 por riesgo de violencia y en 7 por robo o destrucción de documentación.

Ahora, el trabajo no solo le corresponde a la esfera política, todos los mexicanos necesitamos, desde nuestro quehacer diario, realizar tareas que contribuyan a transformar nuestro país y afrontar con una mejor perspectiva el rumbo de México, construyendo el bien común y, sobre todo, exigiendo a las nuevas autoridades que cumplan con su compromiso.

Es momento de que la ciudadanía entienda su poder, haciendo propuestas, involucrándose en temas y exigiendo resultados, rendición de cuentas; recordando que somos nosotros los responsables de delinear el rumbo que seguirá el país.

Se requiere dejar de lado el clásico discurso que ha permeado en la sociedad en el que los ciudadanos delegan a las autoridades toda la responsabilidad, porque creen, que ellos tienen la obligación de rescatar al país de la situación en la que se encuentra cada sexenio, no toda la culpa es de los gobernantes, en cada uno, también está el cambio.

Con alegría, queremos felicitar a todos los mexicanos por emitir su voto, recordando que es un acto de participación cívica que le corresponde a todos por igual. Nadie ha dicho que la tarea sea fácil, por eso, desde la Unión Nacional de Padres de Familia, te invitamos a formar parte del cambio desde sus hogares, familias, escuelas o bien desde sus áreas de trabajo.

Pin It