X

Hazte papá UNPF ¡Afíliate!

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

El Día Mundial de la Salud es una celebración que sirve de recordatorio a los padres, quienes somos responsables del bienestar físico y emocional de nuestros hijos.

El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, establecido en 1948 con el fin de crear conciencia sobre la importancia de trabajar constantemente, para garantizar una cobertura sanitaria digna en todos los sectores de la sociedad.

Dicha tarea ha sido asumida por los gobiernos de distintos países; sin embargo, es un compromiso que toda la población debe asumir, en especial quienes fungen como cabezas de familia.

Nuestro papel en el Día Mundial de la Salud

Como padres, debemos reflexionar en este día sobre los hábitos y actividades que realizamos a diario para evitar daños en nuestra salud y la de nuestros seres queridos.

Recuerda que cuidar el bienestar físico y emocional de la familia implica acciones de prevención, y no sólo atender los problemas derivados de enfermedades o algún otro tipo de malestar.

A propósito del Día Mundial de la Salud, te damos algunas sugerencias para procurar el bienestar de aquellos a quienes más quieres.

1. Fomenta hábitos higiénicos

Prevenir enfermedades requiere de prácticas higiénicas orientadas al cuidado personal y de nuestro alrededor. Con ellas, evitaremos la creación de focos de infección y liberaremos el cuerpo de agentes que puedan afectar nuestra salud.

Es importante que inculques a los niños buenos hábitos de higiene desde pequeños. De esta manera se reducirán considerablemente la visitas al doctor y ellos crecerán sanos.

2. Elige una buena alimentación

Desgraciadamente, en México aún no prevalece una buena cultura alimenticia. Algunos de los principales problemas de salud en el país tienen origen en una dieta poco saludable.

Te recomendamos poner especial atención a los hábitos alimenticios de todos los miembros de la familia. No sé trata de quitar por completo dulces, papas u otro tipo de comida rica en grasas y carbohidratos, sino de ingerirlas en las cantidades adecuadas o con poca frecuencia.

Pide ayuda a un nutriólogo para que te pueda orientar sobre la mejorforma de alimentar a tu familia.

3. Promueve el ejercicio

Otro de los aspectos a resaltar durante el Día Mundial de la Salud es la actividad física, ya que los efectos positivos en el organismo son tanto externos como internos.

Es bien sabido que el ejercicio contribuye a evitar el desarrollo de ciertas enfermedades y da mayor bienestar a tu vida, por eso te recomendamos fomentar la práctica de algún deporte o actividad que le guste a los miembros de tu familia y que puedan practicar con frecuencia.

4. Realiza chequeos constantes

Contar con todas las vacunas y hacer exámenes médicos generales a tus seres queridos también servirá para prevenir futuros problemas de salud. Celebraciones internacionales como el Día Mundial de la Salud funciona para crear campañas sanitarias donde el acceso a estos servicios es más sencillo.

Es importante que acudas a tu unidad médica y estés siempre al tanto de los chequeos que debe realizarse cada miembro de la familia de acuerdo a su edad.

Algunos de los más comunes son para evaluar el peso y la presión sanguínea, así cómo electrocardiogramas, radiografías, análisis de orina o sangre. Mismos que te ayudarán a detectar padecimientos como: colesterol alto, anemmia, triglicéridos o azúcar alta entre otros.

Recuerda que como padres estamos para inspirar, guiar y motivar a nuestros hijos. El Día Mundial de la Salud es una buena razón para hablar con ellos sobre la importancia de procurar su bienestar físico, y de tener la confianza suficiente para involucrarte en el cuidado de su salud.

Pin It